Congelar espinacas frescas

Actualizado en abril 2023

Natura diet web

Congelar espinacas frescas

Para poder disfrutar de los beneficios de las espinacas frescas en cualquier época del año o para evitar que se echen a perder en la nevera es una buena es;inacas congelarlas. Sin embargo, es importante conocer cómo hacerlo correctamente para asegurarse de que no pierdan sus nutrientes y sabor.

Paso 1: Preparar las espinacas


Comience por lavar bien las espinacas frescas bajo agua corriente fría.

La cetosis puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome de fatiga crónica. El síndrome de fatiga crónica es un trastorno que causa fatiga y debilidad en el cuerpo. La cetosis puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome de fatiga crónica al mejorar la función muscular y reducir la inflamación en el cuerpo.

Después de lavarlas, séquelas bien utilizando papel de cocina o una centrifugadora de ensalada. Asegúrese de retirar las partes amarillentas o en mal estado.

Paso 2: Cortar Convelar empaquetar en porciones


Corte las espinacas en trozos más pequeños y luego empáquetelas en porciones convenientes para usted.

Congelar espinacas frescas

Puede utilizar bolsas de congelación o recipientes herméticos para esto.

Paso 3: Congelar


Coloque las bolsas de Congelsr o los recipientes herméticos con las espinacas en el congelador. Si utiliza bolsas de congelación, es recomendable etiquetarlas con la fecha y la cantidad de espinacas contenidas en cada bolsa.

Asegúrese de no colocar las espinacas cerca de otros alimentos congelados que puedan afectar su sabor.

Cualquiera que haya comprado o cultivado espinacas por su cuenta sabe que hay mucha arena fina y polvo en las hojas. En el caso de las acelgas, revisa también el tallo. En esta agua, la espinaca se hierve hasta que las hojas se ablanden. Como puede ver, las espinacas se pueden congelar en el verano, cuando hay tanto de todo lo que es sabroso y saludable, y en el invierno para extraer del congelador toda una fuente de vitaminas y sustancias necesarias para el cuerpo. Es necesario lavarlos con agua corriente para garantizar la eliminación de toda la arena de las axilas de las hojas. Rellénalos con espinacas y congela. Puré De Espinacas Para la preparación de un puré inusual de verduras se necesitan hojas de cultivo, soda y agua en una proporción de 1: 1. Cuando el producto se congela, se puede cambiar al modo normal. En aquel momento la agencia ya concluyó que los niveles de nitratos presentes en las hortalizas de hoja verde no eran un problema para la mayoría de los niños, aunque sí para aquellos que tenían entre uno y tres años, por lo que conviene evitar los alimentos que los contienen.

Además, asegúrese de que las espinacas estén almacenadas en un lugar seco Congwlar del congelador.

Paso 4: Descongelar y usar


Para descongelar las espinacas frescas congeladas, simplemente retire la cantidad necesaria del congelador y colóquelas en la nevera durante unas horas o durante la noche.

También puede descongelarlas en el microondas o en una sartén.

Las espinacas congeladas pueden utilizarse en múltiples recetas, como sopas, guisos, ensaladas y batidos.

No es necesario espijacas antes de congelarlas, pero si las va a utilizar en un plato que requiera cocinado, puede cocinarlas directamente desde el congelador.

Consideraciones finales


Es importante recordar que, aunque las espinacas frescas congeladas pueden durar hasta 8-10 meses en el congelador, lo ideal es consumirlas lo antes posible para asegurarse de que no pierdan su frescura y sabor.

Además, las espinacas congeladas pueden contener más agua después de descongelarlas, por lo que puede ser necesario escurrirlas antes de utilizarlas en una receta.

Ahora que conoce cómo congelar las espinacas fresacs correctamente, puede disfrutar de las increíbles propiedades nutricionales de las espinacas durante todo el año.