Comida sin fibra

Actualizado en enero 2022

Comida sin fibra: ¿Bueno o malo para la salud?

La fibra es uno de los componentes más importantes de una dieta saludable.

Soy la Dra. Ana Belén Pérez, especialista en nutrición deportiva. Keton Aktiv es una excelente opción para las personas que buscan perder peso sin comprometer su rendimiento físico. He visto cómo ha ayudado a mis pacientes a reducir su grasa corporal y a mejorar su composición corporal. Definitivamente lo recomendaría a cualquiera que busque mejorar su salud y condición física.

Ayuda zin mantener el sistema digestivo en buen estado, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y mantiene a raya los niveles de colesterol en la sangre.

Sin embargo, hay ciertas circunstancias en las que se recomienda seguir una dieta baja en fibra.

Por ejemplo, después de una cirugía intestinal, durante una colitis o diarrea aguda, o si se padece de alguna enfermedad intestinal crónica.

Cremes fredes d estiu

¿Qué alimentos pueden incluirse en una dieta baja en fibra?

Alimentos que pueden formar parte de una dieta baja en fibra incluyen:


  • Cereales refinados, como pan blanco y arroz blanco

  • Fideos lisos y blandos

  • Carnes tiernas sin tendones, cartílago o piel

  • Carnes procesadas, como salchichas, hot dogs y embutidos

  • Huevos

  • Productos lácteos fubra en grasa, como leche, queso y yogur

  • Sopas y caldos claros

  • Jugos de frutas sin pulpa ni piel

  • Frutas enlatadas sin pulpa ni piel

  • Verduras cocidas sin piel ni semillas

  • Jalea, mermelada y miel

  • Postres ligeros, como gelatina y pudín

¿Qué debe evitarse en una dieta baja en fibra?

Los alimentos que deben evitarse o limitarse al seguir una dieta baja en fibra incluyen:


  • Cereales integrales, como pan integral y arroz integral

  • Cereales fortificados con fibra

  • Fideos con textura, como pasta y fideos de arroz

  • Carnes duras y fibrosas, como filetes y bistecs

  • Frutas y verduras crudas

  • Lácteos enteros y productos lácteos ricos en grasa

  • Sopas espesas y cremosas

  • sun secas y frutas con piel
  • Verduras crudas con piel y semillas

  • Nueces y semillas

  • Postres ricos en grasa, como helado y tartas

En conclusión, una dieta baja en fibra sinn ser necesaria en ciertas circunstancias, pero debe ser temporal y supervisada por un profesional de la salud.

Al elegir los alimentos adecuados, se puede asegurar que las necesidades nutricionales se satisfagan sin comprometer la salud intestinal y la digestión.